Conversar comienza por el oído…

Por: Jonathan Mora Sánchez, Director

Resumen: La estructuración (gramática) y la pronunciación -sin tomar en cuentas las diferencias propias de la región de origen- obedecen reglas prácticamente invariables, la conversación fluida y por ende el nivel de interpretación no es proporcional al dominio de los 2 primeros puntos en cuestión.

Escribir, leer, hablar otro idioma… el adecuado uso del contexto en el desarrollo de la comprensión.

Logra entender todo cuanto lee, incluso puede redactar correctamente pero le es casi imposible entender lo que escucha en inglés (o en cualquier lengua extranjera)?

El manejo correcto de la formación de oraciones y preguntas no son suficientes para un desenvolvimiento óptimo a nivel oral y la ausencia de habilidades auditivas, o un desarrollo parcial de estas es la principal causa de dicho inconveniente.

Primero, deje de lado el interés por acumular vocabulario, esto le es útil si ya tiene dominio comprobado de los diferentes tiempos verbales y se encuentra en la etapa de familiarizarse con frases verbales y/o expresiones idiomáticas, caso contrario es un proceso de días, meses, incluso años poder abarcar un vocabulario amplio y versátil.

Segundo lugar, las estructuras escencialmente no cambian pero su aprendizaje debe ser gradual, dosificado y de manera acumulativa, con objetivos definidos en cuanto a su aplicación en armonía con la capacidad del estudiante según sea básico, intermedio o avanzado.

Tercero en orden pero primero en importancia (tanto al inicio del proceso de aprendizaje como a lo largo de toda comunicación hablada en cualquier lengua) y un aspecto que debe ser fomentado, explicado, corregido y mejorado de manera constante: habilidades auditivas, el educar el oído tanto en sonidos específicos (vocales, consonantes, diptongos) y más imporante aún en expresiones completas.

El Contexto es lo escencial -pero como interpretarlo es un artículo aparte-, permite una correcta reproducción o imitación y visceversa, la lectura en voz alta y la repetición de frases pemite mejorar la capacidad de escucha en todo estudiante.

Es fundamental el buen manejo del respaldo audiovisual en la forma de película/video subtitulado y el trabajo con canciones y las líricas a disposición del usuario.

La lengua no es solo palabras, y hablar no es precisamente comunicar. De forma natural captamos y procesamos información 6, 8, 10 veces más rápido de lo que nos tomará unir, evaluar o transmitir una idea o nuestro criterio.

No podemos ser capaces de expresarnos si inicialmente no logramos entender lo que se nos dice en este caso específico por la vía oral-auditiva.

La recomendación en esta ocasión es fortalecer la práctica de actividades que ejerciten y mejoren el oído, los sonidos finales, la correcta diferenciación entre ciertas consonantes y el desarrollo del “pensar” en otro idioma por encima de la constante “traducción mental”, por efecto dominó mejorará su pronunciación, estos aspectos combinados abrirán paso a un cambio significativo en su fluidez.

Un saludo,

 

Acerca del autor

EASY es un Centro preocupado por las exigencias de la sociedad actual, utilizando un método único en el mercado, que está rompiendo esquemas en la enseñanza de lenguas. Conoce más tips y estrategias todas las semanas de forma GRATUITA ingresando a nuestra website

The URI to TrackBack this entry is: https://centroeasy.wordpress.com/2009/10/19/conversar-comienza-por-el-oido/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: